Publicado el Deja un comentario

Aditivos Alimentarios!!

Son sustancias que se adicionan a los ultraprocesados para modificar sus características (sabor, textura, color ) y para mejorar su proceso de elaboración, conservación u almacenado.
Hay aditivos, como los colorantes sintéticos, que están destinados a llamar nuestra atención visual, los espesantes, gelificantes o emulsionantes buscan integrar y dar forma o textura a los ingredientes de los ultraprocesados. Los potenciadores de sabor y edulcorantes, buscan amplificar las características de sabor para mejorar su aceptación y consumo.
Conocer la finalidad en el uso de los aditivos, nos ayudará a ser selectivos, ya que unos tienen como objetivo protegernos y otros solo el de estimular nuestro consumo y abuso en el mismo.
Los conservantes que debemos evitar:
1.- Nitritos y Nitratos: usados en carnes procesadas y algunos pescados y quesos. Proporciona un color atractivo a la carne y retrasan el proceso de oxidación de las grasas, evitan olor rancio, mejora textura y protege de bacterias. Los nitritos reaccionan con los aminoácidos presentes en la carne, formando compuestos de N-nitroso los cuales son cancerígenos, es especial para el colon y recto.
2.-Benzoatos: conservante que proceden del ácido benzoico. El más común es el benzoato de sodio, actúa matando la mayoría de bacterias, hongos y levaduras que puedan crecer en condiciones ácidas. Se utilizan en bebidas azucaradas, mermeladas y salsas de comida rápida. Su ingesta se relaciona con síntomas de trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Usado conjuntamente con el ácido ascorbico o la Vitamina C, puede formar benceno, compuesto cancerígeno.
3.- Sorbatos: se emplean como agentes antimicrobianos, para reducir el desarrollo de levaduras y hondos en salmueras, quesos, mermeladas, pizzas congeladas, salsa de tomate, margarina, zumos, frutas secas, embutidos y vinos. Son conservadores relativamente seguros, algunos estudios señalan que el consumo a largo plazo podría estar relacionado con daño celular, y la alteración de la proteína en los vasos sanguíneos, pudiendo empeorar el control de la glucosa en la sangre.
4.- Sulfitos: son conservantes que se utilizan para evitar la decoloración y oscurecimiento de algunos productos o bebidas durante su preparación, almacenamiento y distribución. Suelen estar presentes en galletas, vinos, zumos comerciales y carnes procesadas.
Están relacionados con reacciones asmáticas, dolor de cabeza, urticaria, hinchazón de la boca y labios.

COLORANTES ALIMENTARIOS

Estos son los aditivos favoritos de la industria de ultraprocesados, no son necesarios para el consumidor, pero si para las empresas de dulces, bebidas azucaradas, snacks, helados, chucherías etc Se utilizan para hacer más atractivos los productos a la vista, apetecibles y consumibles. Sin estos muchos de los productos en el mercado, no serían nada apetecibles para los consumidores.
Hay algunos colorantes que debemos tener en cuenta, aunque si por mi fuera les diría, o mejor dicho se los estoy diciendo, a todos sin excepción deberían tenerle cuidado.

* Tartrazina
* Amarillo de quinoleina * Amarillo anaranjado
* La azorrubina o carmoisina
* Rojo cochinilla * Rojo allura
Entre otros.


Los colorantes están, relacionados con problemas de déficit de atención (TDAH). También están relacionados con alergias, asma, rinitis y urticarias, así que si padeces algún de estas debes evitar los colorantes.
En estudio realizados a animales, ciertos colorantes favorecieron el desarrollo de tumores, específicamente cerebrales.

Como ven los estudios son recientes, y poco concluyentes, no van a la velocidad a la que ha crecido el consumo.
En este caso, mi recomendación, busca dar color con ingredientes naturales, tales como: remolacha, espinaca, especias como la cúrcuma, y aprovecha sus beneficios.
Evita o reduce lo más posible el consumo de colorantes, que lamentablemente está en la mayoría de productos, sobre todo los infantiles.

POTENCIADORES DE SABOR

Pues si! Eso existe y no saben cómo se usa. Son sustancias que intensifican el poder del sabor de los productos. Se utiliza en carnes procesadas, sopas de sobre, productos pre cocidos, snacks fritos y salados, galletas, fideos chinos, palitos de cangrejo, patés, bebidas y conservas. No están permitidos en alimentos para niños, pero como están presente en un montón de ultraprocesados la posibilidad que lo consuman es elevada.
Aquí destaca el mal famoso, glutamato monosódico.
El problema con el glutamato, es que actúa como exitador de las neuronas de nuestro cerebro. Aumentando la respuesta placentera y apetecible del consumo de dicho ultraprocesado.
Se ha demostrado con estudios que el glutamato puede dañar el ADN humano en modelos in vitro y que puede empeorar síntomas de enfermedades neurologicas. Además de estar relacionado con afecciones como el asma y dermatitis en niños.